La situación actual nos pide a las empresas aportar valor añadido al cliente, ya no vale solo la mejor calidad ni la satisfacción del cliente, lo que cuenta es la experiencia, las expectativas y las emociones. Y para ello… piensa en:

  1. La omnicanalidad nos ha invadido y es necesario que nos adaptemos a las nuevas circunstancias. Ya no somos las empresas las que decidimos cuándo vendemos y cómo, ahora son los clientes los que eligen. A través de las nuevas tecnologías, Internet y las Redes Sociales tenemos la capacidad de conocer a distintos proveedores en segundos. Por lo tanto, lo que debemos hacer para diferenciarnos de los demás es hacer que el cliente se sienta querido y que nos quiera de la misma forma.
  1. Tener una estrategia de Experiencia de Cliente, basada en las vivencias positivas, emociones y compromiso, contribuye a que surja una relación afectiva entre el cliente y la marca. El cliente ha de notar que puede contar con nosotros siempre que tenga una duda, un problema e incluso una reclamación y a la misma vez tenemos que ser capaces de poder resolverlo.
  1. Para ello, debemos empezar por el principio. Nunca seremos capaces de poder ofrecer al cliente un abanico de posibilidades en cuanto a su experiencia si nosotros mismos y nuestro equipo no está capacitado para ello. Lo necesario entonces es que nuestros equipos estén formados y preparados para afrontar estas necesidades tan palpables en el mercado actual.
  1. Una de las técnicas que necesitamos aportar a nuestro equipo es el empoderamiento. Nuestros equipos tienen que ser capaces de asumir el poder y control de la situación en todo el proceso de atención al cliente. Debemos transmitir experiencias positivas y emociones al cliente, nuestros equipos deben ser un espejo hacia los clientes.
  1. Para concluir, podríamos decir que la clave del éxito, la llave hacia la felicidad entre marcas y clientes, es conocer a tus clientes. Si no conoces a quién quieres ofrecer tus servicios, no hace falta que hagas todo lo demás. Nos tendremos que poner las pilas para que todos los puntos citados arriba se hagan realidad y nuestros clientes nos digan: Sí, quiero! sin dudarlo

wedding copia